Si estás elaborando tus cosméticos naturales ,y gustan cuando los prueban las personas de tu entorno, seguramente te habrá venido la idea de que no estaría mal venderlos como hacen otras personas, quizás 

cambie de oficio o disfrute con algo que me apasiona. Pues esas otras personas ya tuvieron esa idea y la llevaron a la práctica. Para empezar te vendrá bien un poco de información.

Aclarando los conceptos. Qué es un cosmético?

El reglamento de la Unión Europea define como ‘producto cosmético’ cualquier sustancia o mezcla destinada a ponerse en contacto con las partes externas del cuerpo humano (epidermis, sistema capilar, uñas, labios y órganos genitales externos) o con los dientes y las membranas mucosas de la cavidad oral con el fin de limpiarlos, perfumarlos, cambiar su apariencia, protegerlos, mantenerlos en buen estado o corregir los olores corporales exclusiva o principalmente.

Si se promociona como producto para el tratamiento del dolor, molestias o síntomas relacionados con la salud, no se consideran cosméticos, sino medicamentos. Estos siguen una normativa diferente.

Empezando desde cero. De la naturaleza al cosmético.
El primer paso es formarte profesionalmente para aprender a formular cosméticos naturales.

No es necesario ser una farmacéutica, química o una científica para formular cosmética natural. No necesitas un título determinado, pero has de tener una buena formación para saber seleccionar bien los ingredientes, conocer el método de elaboración y las pruebas que tiene que pasar el cosmético que quieres fabricar y vender para que sea estable y cumpla las normas de sanidad.

En el Curso de Profesoras te enseñamos el arte de la formulación para que aprendas a diseñar tus fórmulas originales. Esta parte de investigación y desarrollo (I + D) es muy importante porque tiene un gran valor. En el curso tendrás toda la información necesaria y el apoyo del profesor.

Ya tienes tu fórmula, es estable, la has probado en tu entorno y la has ajustado al gusto de la mayoría.

¿Quién fabrica mi fórmula? ¿Puedo fabricar cosméticos en mi cocina o taller de cosmética?
Ahora es cuando nos encontramos con una realidad. Los cosméticos están regulados por una normativa para proteger al consumidor.

Puedes fabricarlos para tu uso personal o compartir con tus familiares y amigos, pero si quieres venderlos por internet, en comercios o artesanalmente tendrán que cumplir la normativa Europea que es similar a la del resto del mundo.

Sabes formular y piensas que haces bien tus cosméticos, pero si compras un cosmético para tu bebé que hiciera otra persona, seguramente necesitarás unas garantías más allá de la información del comercial que te lo presenta y lo vende. Generalmente pedimos que no se contamine, que sea estable, que sea respetuoso con el medio ambiente, que los ingredientes sean naturales y seguros….pero ¿quién te garantiza todo esto?. Necesitamos alguien independiente del fabricante que haga ese control. Pues tus cosméticos también tienen que pasar ese control, así que si tu cosmética es natural deberá cumplir la normativa europea que regula la fabricación de cosméticos y también la de COSMOS o Ecocert, que regulan la cosmética natural.

Afortunadamente es posible, sólo tienes que saber lo que hay que hacer.

Ahora entras en el negocio de la cosmética. Bienvenida!! Hay sitio para ti. La cosmética natural artesanal está de moda. Esta claro que no puedes fabricar los cosméticos en tu cocina y venderlos por todos lados. Entonces, qué puedes hacer?

El primer paso es la investigación y el desarrollo del cosmético que quieres vender, es decir, la fórmula del cosmético, esta parte ya sabes hacerla. La ley dice que tiene que ser fabricado por un laboratorio de cosmética, aunque sea artesanalmente, es decir producciones pequeñas y personalizadas, por lo menos al principio.

Así que por un lado hay que tener en cuenta donde se fabrica y por otro lado cómo se elabora. Antes de poner el cosmético en el mercado, tendrá que pasar unos controles que garanticen su estabilidad y que los ingredientes sean los permitidos para que sea un cosmético natural.

¿Cuál va a ser tu papel en todo esto?
Como la fabricación y venta de cosmética es una actividad profesional y económica vas a tener que ocupar tu posición, que básicamente puede ser:

Fabricante, si diseñas tu fórmula, la fabricas y la distribuyes. Para este papel necesitas tener un laboratorio legal de cosmética.

Distribuidora, si no tienes laboratorio de cosmética puedes pedir a un laboratorio que te la fabrique con tu nombre comercial. Te encargas de que fabrique tu cosmético y pones una gran creatividad en la promoción y venta de tu marca.

¿Cuál es la forma más rápida y económica?
Es mejor empezar con uno o dos cosméticos que ya tengas probados. Como cada cosmético tiene que presentarse a Sanidad con un informe que incluye una evaluación  de seguridad, varios análisis y pruebas que realizan obligatoriamente laboratorios especializados, deja que todo esto lo prepare el laboratorio que fabricará tu fórmula. Pide varios presupuestos a distintos laboratorios y fabrica la cantidad mínima que puedas, por lo menos al principio, así invertirás menos dinero.

En el Curso de Profesora de Cosmética Natural conocerás los detalles sobre las Buenas Prácticas de Fabricación y todos los documentos que constituyen la memoria del cosmético que hay que presentar a Sanidad. Es necesario que lo conozcas para que valores bien tu cosmético y estés segura de que no vas a tener problemas con la estabilidad y puedas venderlo tranquilamente a través de las redes y en tiendas.

Si eres emprendedora y creativa, esto puede cambiar tu vida
El mundo de la cosmética natural no para de crecer, buscamos cosméticos seguros y naturales. Forma parte de una nueva mentalidad que exige un respeto por la piel y el planeta, sin sustancias tóxicas. No queremos dejar una tierra contaminada a nuestros hijos.

Si te gusta elaborar tus cosméticos y disfrutas con ello, esta pasión puede ser tu profesión. La parte más interesante y creativa es el diseño de la fórmula, seleccionar los ingredientes y probar sus efectos.

La fabricación es muy exigente y requiere una inversión, así que de momento lo mejor es pedir a un laboratorio que fabrique tu fórmula y haga todo el papeleo. La otra parte creativa es el diseño de la marca, la imagen que quieres dar. Vas a aprender mucho de las personas que conocen y manejan el diseño, las que se han especializado en el marketing a través de las redes, foros y blog. Si te gusta todo esto no vas a parar, es un mundo de gran creatividad y entusiasmo.

También tienes que asesorarte de la gente que sabe manejar el dinero. Al final una parte del éxito se traduce también en que la a la gente le gusten tus cosméticos y los compre. Esto te mantendrá en alerta para que intentes llegar a más gente.

Cada cosmético natural es una creación que viene de la naturaleza a tu piel. En el Instituto Europeo de Dermocosmética te apoyaremos para que sepas mezclar los activos naturales y darles forma de tónicos, lociones, cremas, champús, serums….y alguna más que puedas inventar.

Cristóbal Vidal
Director del Instituto Europeo de Dermocosmética


Si quieres aprender a formular y elaborar tus cosméticos desde cero, seleccionando los mejores ingredientes, matricúlate en el curso de cosmética natural. https://www.institutodermocosmetica.com/producto/curso-de-cosmetica-natural-online/






Si nos escribes los datos requeridos, te llamaremos para informarte:

Nombre (requerido)

¿De donde llamas? (requerido)

Teléfono (requerido)

Email (requerido)

¿Qué curso te interesa?

NOSOTROS TE LLAMAMOS