Cómo se hace un Aceite Bifásico Exfoliante

La ventaja de añadir exfoliantes mecánicos (polvos finamente divididos) a un aceite desmaquillante es que se produce una limpieza más profunda.

Los aceites limpiadores ayudan a eliminar la suciedad, el sudor, el maquillaje y la contaminación de la superficie de la piel. El exfoliante añade a esto la eliminación de las células muertas que forman la capa más superficial de la epidermis, dejando la piel lisa, suave y preparada para recibir los activos de un serum o de una crema.

Mientras que la limpieza hay que hacerla a diario, la exfoliación con una o dos veces a la semana es suficiente.

 

Que polvos exfoliantes se añaden a un aceite?

Podemos utilizar exfoliantes vegetales o minerales.

Exfoliantes a base de polvos de plantas

Estos exfoliantes son básicamente semillas muy pequeñas o polvos de plantas trituradas a tamaños menores de un milímetro.

  • Polvos de cáscara de nueces, almendras, oliva, jojoba, arroz, café, corteza de naranja o limón.
  • Polvos de maderas como bambú, sándalo.
  • Semillas de amapola, de uva, esporas de licopodio.
  • También azúcar.
aceite cosmetica natural

Microperlas de jojoba

aceite exfoliante cosmetica natural

Esporas de licopodio

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Exfoliantes minerales

Sal

La sal es un buen exfoliante que podemos encontrar en distintos tamaños. Hay que tener en cuenta que puede escocer en las heridas, los ojos y la piel recién depilada.

aceite exfoliante cosmetica natural

Cristales de sal

Tierra de diatomeas

Es un polvo compuesto de pequeñas células acuática que tienen un caparazón mineral compuesto por un 80-90% de sílice, 2-4% de alúmina y 0.5-2% de óxido de hierro. Tiene un tamaño muy pequeño, entre 0,015-0,04 mm.

Es un exfoliante suave e insoluble en agua.

 

Arcilla

Es un exfoliante muy suave. Podemos elegir entre varias arcillas según el tipo de piel.

  • Piel normal: A este tipo de piel le va bien cualquier arcilla. Podemos ajustar la elección según la tendencia a piel seca o grasa.
  • Piel grasa: Las mas adecuadas son la arcilla verde, la negra, la bentonita y el ghassoul.
  • Pieles seca y sensible: Se utilizan las mas suaves como el caolín o arcilla blanca, la rosa y la roja, la bentonita y el ghassoul.

 

Otros

Carbón, arena fina, piedra pómez, bicarbonato sódico, sales de Epsom.

 

Selección de los aceites

En el caso de los exfoliantes en aceite podemos incorporar cualquiera de ellos porque no se van a disolver y quedarán en suspensión.

Como el exfoliante es un cosmético que se retira inmediatamente no tiene sentido cargarlo de activos caros y exquisitos que podrán añadirse a un tónico, crema o serum que no se retiran y se absorben en la piel.

Se pueden elaborar con un solo aceite, o una mezcla de ellos y alguna manteca.

Podemos utilizar aceites alimentarios como oliva, girasol, soja o almendras.

Así que nos basaremos en ellos y añadiremos los polvos exfoliantes.

La intensidad de la exfoliación depende del tamaño de las partículas (arena fina o polvo fino) y su forma (redonda o con aristas). También de la cantidad de polvo en la fórmula.

Como la exfoliación es como si “lijáramos” la piel para eliminar la capa superficial de la epidermis, podemos añadir algunos oleatos y activos que tengan una acción antiinflamatoria y que estimulen la regeneración celular.

Podemos añadir aceites esenciales como manzanilla, siempreviva, ylang, lavanda, geranio, palo de rosa o ciprés.

Oleatos de hipérico, zanahoria, manzanilla o caléndula.

Vitaminas A, C palmitato, y E.

Activos antiinflamatorios como alfa bisabolol y beta cariofileno

 

Aceites exfoliantes bifásicos

Las fases son el aceite y el polvo. Ajustamos las cantidades para que sean al 50% en volumen. Si el polvo es pesado, como sal o arena, habrá mas peso de polvo que de aceite. Se averigua por tanteo, se formula la fase aceite y se va añadiendo polvo hasta que el volumen de las partes sea igual.

En estos exfoliantes habrá que indicar “agitar antes de usar”.

Los polvos duros del tamaño del azúcar fino se irán rápidamente al fondo y se separarán. Es el caso de la arena fina, el azúcar, piedra pómez, bicarbonato, los polvos de semillas y la sal. Los polvos de arcillas, diatomeas y carbón, que son muy finos, harán un lodo al fondo.

 

Método de elaboración

Es muy sencillo, sólo hay que mezclar los ingredientes y agitar. Si en la fórmula no añadimos ninguna manteca, se preparan al temperatura ambiente.

Si contiene espesantes grasos como ésteres grasos, mantecas o ceras, tendremos que calentar para que se fundan y se disuelvan en el aceite.

 

Veamos como es un exfoliante bifásico para piel grasa:

Elegimos aceites no comedónicos como girasol y coco fraccionado, un poco de aceite rojo de nueces (elaborado por maceración de la nueces verdes en aceite de girasol) y sal fina. Como aroma el aceite esencial de mandarina que

 

Exfoliante facial bifásico para piel grasa con coco fraccionado y mandarina

aceite cosmetica natural

Preparación: Mezclar los ingredientes en el orden escrito, agitando después de cada uno.

 

Este es el resultado final:

aceite bifasico cosmetica natural

Cristóbal Vidal
Director del Instituto Europeo de Dermocosmética.


Si quieres aprender a formular y elaborar tus cosméticos desde cero, seleccionando los mejores ingredientes, matricúlate en el curso de cosmética natural y consíguelo con nuestra ayuda.

Curso de Cosmética Natural Online






Si nos escribes los datos requeridos, te llamaremos para informarte:

Nombre (requerido)

¿De donde llamas? (requerido)

Teléfono (requerido)

Email (requerido)

¿Qué curso te interesa?

NOSOTROS TE LLAMAMOS