Las principales causas de amarillamiento del cabello son la sequedad y la radiación solar, pero veamos como a partir de los 50 años mas de la mitad de la población llega a tener canas y cómo algunas se tiñen de un ligero color amarillo.

Porqué el cabello se vuelve blanco?

Sabemos que el pelo debe su color a los distintos tipos de melanina. Los melanocitos fabrican dos tipos de melanina: la eumelanina que es oscura y da color al cabello negro y castaño, y la feomelanina presente en el cabello dorado, rubio y pelirrojo.

Con el tiempo la cantidad de melanina va disminuyendo progresivamente haciendo que el cabello adquiera un color gris y finalmente blanco, cuando ya no contiene melanina. Pero generalmente siempre queda un poco de melanina y esto hace que el pelo no sea totalmente blanco, así podemos ver cabellos con distintos tonos de blanco-gris o blanco-amarillento en la misma persona. El pelo totalmente blanco y uniforme no es lo mas frecuente.

Si las canas se deben a factores internos como la genética, la edad y el estrés, responsables de la pérdida de  melatonina, lo que causa el amarillamiento son los factores externos que afectan al cabello y modifican su estructura. Para entender esto irá bien saber cual es la estructura del pelo.

Conociendo un poco mejor el cabello

El pelo está formado por varias capas, la medula, la corteza y la cutícula.

La cutícula es la mas externa, está formada por escamas de queratina incoloras, superpuestas y planas. En la capa externa, la cutícula se compone de células duras y transparentes que se superponen entre sí como las escamas de un pez. El estado general del cabello está determinado en gran medida por la salud de la cutícula, ya que es la capa que proporciona flexibilidad y elasticidad al cabello. La queratina se ablanda y se puede deformar con el calor del planchado o del secador.

La ruptura de la queratina también se produce en un pH alcalino durante el teñido, que separa las escamas y encrespa el cabello. En cambio un pH ácido aplana las escamas y alisa el cabello.

La cutícula está cubierta por una fina capa de lípidos unidos entre si, lo que ayuda a suavizar la fricción de los cabellos y ayuda a repeler el agua. Los lípidos mas abundantes son los ácidos grasos (palmítico, esteárico y oleico) y ésteres de cera.

La corteza está protegida por la cutícula y está formada por un cilindro lleno de fibras de proteínas similares a cuerdas entrelazadas. Contiene la melanina que determina el color del cabello.

Si se daña la cutícula, la corteza queda expuesta al ambiente y pierde humedad, deshidratando el cabello. Entonces la corteza se desenreda, produciendo las puntas abiertas.

Ahora que ya sabemos cual es la estructura y de qué está hecho el cabello  podremos entender como le afectan algunos factores ambientales:

Que es lo que amarillea el cabello?

El factor mas importante es la luz del sol, que oxida la eumelanina de color oscuro haciendo que pierda el color. También altera la composición de los ácidos grasos que unen las escamas entre si, que al oxidarse aportan un ligero color amarillo. La solución para esta causa es proteger el cabello de la luz directa del sol.

 

Las sustancias químicas influyen mucho en el amarillamiento del cabello. Las sales minerales y cloro del agua de la ciudad, o de la piscina, se depositan y alteran la capa de lípidos que se encuentra entre las escamas del pelo. Esto hace que pierdan transparencia coloreando la cutícula de un tono amarillo pálido.

Los tintes con sustancias muy alcalinas como hidróxido de sodio, guanidina, tiogliconato de amonio, etanolamina, amoníaco y un pH superior a 9, pueden producir fisuras en la cutícula y acumular restos de sustancias en el material adhesivo entre ellas produciendo un cabello desvitalizado con un tono amarillo translúcido.

Algunos acondicionadores que se adhieren mucho al pelo, como siliconas, se acumulan sobre la cutícula y la vuelven menos transparente.

Las sustancias químicas que están en el ambiente como el humo del tabaco y la contaminación del aire pueden influir en el amarillamiento de las canas, al depositarse entre las cutículas.

Otro factor muy importante es el calor producido por los secadores, el planchado o el rizado del cabello que ablanda y altera la estructura de la cutícula, deshidratándola. El cabello deshidratado tiene las escamas de la cutícula abiertas y resecas, haciendo que el cabello se encrespe y acumule todo tipo de sustancias entre sus cutículas abiertas. En estas condiciones es capaz de absorber cualquier sustancia del ambiente que acabará dando un tono amarillento al pelo.

Que se puede hacer para prevenir el amarillamiento?

Lo mas importante es evitar todo lo que hemos visto que lo amarillea, protegiéndolo  y mantener el cabello limpio e hidratado.

Utilizar champús con tensioactivos suaves derivados de aminoácidos como tauratos (Sodium Methyl Cocoyl  Taurate), glutamatos (Sodium cocoyl glutamate), Glicinatos (Sodium cocoyl glycinate), sarcosinatos (Lauroil Sarcosinato de Sodio), betaínas (Cocamidopropil betaina) y glucósidos (Cocoglucósidos).

Para tener el cabello hidratado los champús y acondicionadores deben contener humectantes como glicerina, sorbitol o ácido hialurónico.

El pH de estos productos tiene que ser ligeramente ácido (ph4,5-5) para que las cutículas estén bien cerradas.

Los acondicionadores a base de proteínas ayudan a reparar el cabello y a mantenerlo hidratado. Las proteínas de seda penetran en el cabello y las de trigo quedan en la superficie formando una película que mantiene el pelo hidratado.

Los aceites como el de jojoba, uva, borraja y macadamia refuerzan el cemento que une a las cutículas entre ellas y evitan la deshidratación.

Las vitaminas como el pantenol (B5), A y C protegen el pelo del efecto oxidante de la luz solar y regeneran el cabello.

Algunas plantas con antioxidantes como el ginkgo biloba, té verde y aloe protegen el cabello del efecto de la radiación solar.

También se pueden hacer enjuagues con pigmentos azul o violeta que son los colores complementarios del amarillo y lo neutralizan. Algunas plantas con flores que producen un pigmento púrpura como betónica, centaura o malvarrosa hacen esta función.

Añadir filtros solares al champú protege el cabello de la radiación, pero en cosmética natural se utilizan filtros físicos (óxido de zinc, dióxido de titanio) que son polvos y quedan sobre el cabello apelmazándolo, por lo que no se suelen utilizar en champús.

Finalmente es muy importante enjuagar bien el cabello para que no queden restos de champú o acondicionadores que atraigan mas partículas del ambiente.

Si quieres aprender a formular y elaborar tus cosméticos desde cero, seleccionando los mejores ingredientes, matricúlate en el curso de cosmética natural https://www.institutodermocosmetica.com/producto/curso-de-cosmetica-natural-online/ y consíguelo con nuestra ayuda.

 

Cristóbal Vidal

Director del Instituto Europeo de Dermocosmética.






Si nos escribes los datos requeridos, te llamaremos para informarte:

Nombre (requerido)

¿De donde llamas? (requerido)

Teléfono (requerido)

Email (requerido)

¿Qué curso te interesa?

NOSOTROS TE LLAMAMOS