Muchas alumnas me han pedido que explique las diferencias entre el aceite de coco virgen y el aceite de coco fraccionado. También cuando es mejor utilizar cada uno en los cosméticos.

En este articulo encontrarás la información para saber elegir el más apropiado para tus fórmulas.

 

ACEITE DE COCO

cosmetica natural coco

El aceite de coco se extrae de fruto de la palmera (Cocos nucifera).

La palmera, cada mes hace racimos de 5 a 12 cocos que tardan cerca de un año en madurar. Los cocos se recolectan, se pelan y abren para obtener la pulpa blanca (carne) de su interior.

 

 

Métodos para obtener el aceite de coco

  • Prensado en frío. Aceite de coco virgen extra

coco cosmetica natural

Se obtiene a partir de la carne de coco recién recolectada y sometida a presión mediante una prensa que extrae un zumo muy rico en aceite de coco.

Este proceso se realiza a temperatura inferior a 45ºC.

Posteriormente se filtra y centrifuga para eliminar las partículas sólidas.

El aceite de coco virgen conserva la composición química original del coco y más sabor a coco porque no se ha calentado.

 

  • Extracción en caliente. Aceite de coco de copra

Se obtiene a partir de la carne de coco secada al sol o mediante calor a una temperatura cercana a los 90ºC. La carne de coco seca se conoce como copra y contiene un 70% de aceite. Se prensa para extraer el aceite.

Este aceite tiene un ligero color marrón, por lo que suele blanquearse y desodorizarse.

 

  • Extracción con disolventes. Aceite de coco refinado

Se obtiene a partir de la copra, pulverizada y macerada en disolventes que extraen el aceite de coco. Posteriormente se calienta para evaporar los disolventes y separar el aceite de coco puro.

En este proceso se pueden perder parte de las vitaminas y antioxidantes, pero la composición de ácidos grasos es la misma que el aceite virgen.

cosmética natural coco

 

Componentes del aceite de coco

El aceite de coco es una manteca sólida y blanca a menos de 15 grados, permanece sólido hasta aproximadamente 24 °C. Se vuelve líquido a más de 24-28 °C.

El aceite de coco está compuesto por aproximadamente 90% de ácidos grasos saturados, 6% de ácidos grasos monoinsaturados y 2% de ácidos grasos poliinsaturados; contiene aproximadamente el 50% de ácido láurico, que es un ácido graso con propiedades antisépticas.

Debido a que la mayoría de los ácidos grasos son saturados, el aceite de coco tarda mucho en enranciarse.

El aceite de coco virgen puede contener hasta 7 veces más polifenoles que el aceite de coco normal en forma de ácidos ferúlico y p-cumarico, que son buenos antioxidantes. Un análisis del aceite de coco virgen mostró un contenido fenólico de 7.78 a 29.18 mg por 100 gramos frente a un 6.14 mg por 100 gramos de aceite para el aceite de coco normal.

El ácido ferúlico es un potente antioxidante, más que la vitamina E, que puede prevenir el envejecimiento de la piel, reducir las manchas de edad y ayudar a reparar la piel del daño solar. El ácido P-cumarico es un polifenol con propiedades antioxidantes y antiinflamatorias.

Penetra en la piel para suavizar e hidratar, alivia la piel agrietada por el viento y por el sol, y reduce la picazón y la inflamación.

El aceite de coco también contiene catequinas, un polifenol que se encuentra en el té y que tiene propiedades antibacterianas.

 

Propiedades del aceite de coco

El aceite de coco es excelente para el cuidado de la piel, penetra rápidamente y tiene un efecto hidratante. Por el alto contenido de ácido láurico tiene propiedades antiinfecciosas.

 

  • Piel

El aceite de coco es un buen hidratante. Por su contenido en oleico y palmítico tiene sensación grasa y absorción lenta, lo que aumenta la hidratación y equilibra el efecto barrera de la piel aportando lípidos a la piel y evitando la pérdida de agua.

Hay que tener en cuenta que es comedogénico, por lo que no se puede utilizar en pieles acneicas.

Como se absorbe lentamente es ideal para pieles secas y maduras.

 

  • Cabello

El aceite de coco tiene gran afinidad por las proteínas del cabello y, debido a su bajo peso molecular y su cadena lineal, es capaz de penetrar en el tallo del cabello.

El aceite de coco reduce notablemente la pérdida de proteínas del cabello cuando se usa en mascarillas nutritivas y acondicionadores para antes o después del lavado. Es ideal para tratamientos intensos con cremas acondicionadoras.

Es ideal para cabellos secos, finos, encrespados.

 

ACEITE DE COCO FRACCIONADO

Es un aceite ligero, incoloro e inodoro. Tiene el punto de fusión a -4ºC, por lo que esta siempre líquido, incluso en el frigorífico.

Se obtiene a partir del aceite de coco normal, que se procesa para eliminar los ácidos grasos de cadena larga (esteárico, palmítico, oleico, linoléico, de 16-18 átomos de carbono) y también el ácido láurico y el mirístico, dejando solo los ácidos grasos de cadena media restantes (caprílico y cáprico) de ocho y diez átomos de carbono respectivamente.

El fraccionamiento es una técnica que se utiliza para separar las distintas grasas que se encuentran el los aceites vegetales. Consiste en enfriar el aceite de coco normal a la temperatura de solidificación de los aceites de cadena larga, que se espesan y van al fondo, mientras que los que tienen un punto de fusión menor quedan en la superficie.

 

Componentes del aceite de coco fraccionado

El aceite de coco fraccionado se compone básicamente de 53 al 55% de ácido graso caprílico y del 36 al 47% de ácido cáprico. Son ácidos grasos saturados, por lo que tarda mucho en enranciarse.

 

Propiedades del aceite de coco fraccionado

El fraccionamiento reduce la comedogeneidad a la mitad, de valor 4 del aceite de coco normal, a valor 2 el fraccionado (en una escala de comedogeneidad del 0 a 4).

En el proceso de fraccionamiento se pierden muchos polifenoles y antioxidantes, también el aroma.

Por carecer de aroma, no oxidarse, absorberse rápidamente y no dejar sensación grasa, es ideal como aceite portador de aceites esenciales.

 

  • Piel

Los ácidos caprílico y cáprico se absorben rápidamente a través de la piel sin dejar sensación grasa. Es un aceite que penetra mucho e hidrata en profundidad.

Se combina bien con otros aceites poco grasos como jojoba, frambuesa, mora o uva, ricos en ácidos grasos omega 3 y 6.

Al ser poco graso y de absorción rápida se utiliza como aglutinante de los polvos en las sombras de ojos prensadas.

Por las propiedades antibacterianas, la sensación seca y que casi no mancha, es un ingrediente ideal para desodorantes.

 

  • Cabello

El coco fraccionado también penetra en el cabello y lo repara. Tiene un efecto acondicionador sin dejar el cabello graso y pesado.

 

CUANDO UTILIZAR ACEITE COCO NORMAL O FRACCIONADO

Si vas a formular un producto para piel madura y seca es mejor el coco normal porque aporta más nutrición, protección en hidratación. Además los antioxidantes tienen un efecto protector del daño solar, regeneran el colágeno y disminuyen la aparición de manchas en la piel.

Si quieres un cosmético con sensación seca, que se absorba rápidamente y no huela a coco, es mejor el coco fraccionado.

En acondicionadores capilares de tratamiento intenso es mejor el coco normal. Para acondicionadores sin enjuague y aceites para barba o el cabello es mejor el coco fraccionado.

Si quieres disolver aceites esenciales para aromaterapia o perfumes, mejor el fraccionado. También para desodorantes.

A continuación una tabla comparativa con los aspectos más importantes de cada uno.

cosmética natural coco

Cristóbal Vidal
Director del Instituto Europeo de Dermocosmética


Si quieres aprender a formular y elaborar tus cosméticos desde cero, seleccionando los mejores ingredientes, matricúlate en el curso de cosmética natural y consíguelo con nuestra ayuda.

Curso de Cosmética Natural Online






Si nos escribes los datos requeridos, te llamaremos para informarte:

Nombre (requerido)

¿De donde llamas? (requerido)

Teléfono (requerido)

Email (requerido)

¿Qué curso te interesa?

NOSOTROS TE LLAMAMOS