Usar correctamente los hidrolatos

En muchos cosméticos naturales como los tónicos, geles, champús y cremas, el hidrolato es el componente más abundante.

En un artículo anterior vimos como se obtiene el aceite esencial y el hidrolato de lavanda . Ahora estudiaremos un poco mejor los hidrolatos para utilizarlos correctamente en cosmética natural.

¿Cómo se obtiene el hidrolato?

El hidrolato se obtiene por destilación con vapor de agua de cualquier parte de una planta (hojas, flores, tallos, semillas o raíces).

Cuando se destilan exclusivamente flores el hidrolato se conoce como “agua floral”. Así, el agua floral de rosa es un hidrolato de rosa, en cambio el hidrolato de romero, que se obtiene de las hojas y las flores de romero no se puede llamar agua floral de romero.

curso cosmetica natural

El proceso de obtención de los hidrolatos es similar al de cocción de los alimentos a vapor.

En una caldera se coloca la planta sobre una cesta metálica perforada y se calienta el agua para que el vapor pase a través de ella. Es como someter a la planta a una sauna de 100 ºC. A esa temperatura todas las moléculas volátiles de la planta se unen a la corriente de vapor y son arrastradas al refrigerante donde se enfrían y se condensan junto con el agua.

Rápidamente se observa que en la superficie del agua flota una capa de aceite esencial.

Como el hidrolato y el aceite esencial se obtienen juntos durante la destilación de la planta podemos pensar que el hidrolato es el aceite esencial diluido, pero en realidad son dos sustancias distintas en su composición pero que se complementan en sus propiedades.

El hidrolato no es agua destilada

La mayoría de las moléculas aromáticas del hidrolato tienen propiedades antioxidantes, antisépticas, tonificantes y regeneradoras de la piel y el cabello. En este sentido el hidrolato es mejor que el agua porque aporta propiedades cosméticas, mientras que el agua sólo actúa como disolvente.

El hidrolato no es un aceite esencial diluido

El hidrolato está compuesto de agua y moléculas aromáticas disueltas que también se encuentran en el aceite esencial.

El hidrolato contiene otras moléculas solubles en agua que no están en el aceite esencial; esta es la principal diferencia entre el hidrolato y el aceite esencial.

Cuando se analiza un hidrolato las moléculas aromáticas que contiene son solubles en agua, la cantidad es sólo del 0,05-0,5%, pero suficiente para otorgarle  las propiedades cosméticas.

Las moléculas aromáticas más frecuentes en los hidrolatos son:

– Fenoles: carvacrol, timol y eugenol.

– Alcoholes: linalol, alfa terpineol, lavandulol y geraniol.

– Cetonas: alcanfor, verbenona, tuyona.

– Aldehídos aromáticos y terpénicos: geranial, linalal, citronelal.

– Óxidos: eucalitol (o 1,8-cineol).

Esteres: acetato de linalilo, metilchavicol y anetol.

 

En cambio los monoterpenos que están presentes en el aceite esencial como pineno, canfeno, cariofileno, cedreno o terpineno, prácticamente no aparecen el hidrolato porque son insolubles en agua.

Así que el hidrolato no es un aceite esencial diluido porque muchas moléculas del aceite esencial no están presentes en el hidrolato, y al contrario, el hidrolato contiene pequeñas cantidades de otras moléculas no aromáticas, pero solubles en agua, que no se encuentran en el aceite esencial.

Diferencias en la composición química

– El aceite esencial contiene un 100% de moléculas aromáticas.

– El hidrolato sólo contiene entre el 0,02 y 0,05% de sustancias aromáticas.

– Los monoterpenos, que son muy abundantes en los aceites esenciales, no están en los hidrolatos.

– Los hidrolatos contienen moléculas como glicerol y polisacáridos que no están en el aceite esencial.

Diferencias en sus propiedades y aplicaciones

– El aceite esencial es un ingrediente activo mucho más concentrado que el hidrolato. Por esto sólo añadimos como máximo un 2% de aceites esenciales en una crema, mientras que de hidrolato podemos añadir hasta un 70%.

– Los monoterpenos y sesquiterpenos del aceite esencial son buenos antiinfecciosos, antiinflamatorios y tonificantes, por esto se utilizan contra el acné y la piel congestionada. Los hidrolatos no los contienen, en este caso el aceite esencial tiene mejores propiedades que el hidrolato.

– Los alcoholes, aldehídos y ésteres son las sustancias aromáticas más abundantes en el hidrolato, pero también en el aceite esencial. Tienen un agradable aroma floral y herbáceo, frente al aroma más pesado y terroso de los monoterpenos, por esto los hidrolatos suelen oler mejor que los aceites esenciales.

– El aroma de algunos hidrolatos puede ser suficiente para perfumar el cosmético. Si queremos perfumar un cosmético con aceites esenciales tendremos que añadir tensioactivos potentes para microemulsionarlos, de lo contrario podrían enturbiar el producto y separarse. En la elaboración de tónicos y geles los hidrolatos son mejores que los aceites esenciales.

– El pH de los hidrolatos oscila entre 4 y 7. El pH medio es de 5,2. Los aceites esenciales no tienen pH.

– En la elaboración de cosméticos de fase oleosa como los aceites faciales y corporales, pomadas, bálsamos labiales y barras sólidas los aceites esenciales son los más adecuados porque son solubles en aceite.

Por estas diferencias no se excluyen, si no que se complementan, ya que en la mayoría de cosméticos añadiremos los aceites esenciales y los hidrolatos juntos para aportar a la piel lo mejor de los dos. Los hidrolatos formarán parte de la fase acuosa y los aceites esenciales los incorporaremos en la fase termolábil, o en la fase oleosa de cosméticos que se elaboran a temperatura ambiente.

¿Los hidrolatos necesitan conservante?

Los hidrolatos se obtienen a 100ºC. A esa temperatura son estériles y no hay ningún microorganismo, por lo que las condiciones de almacenamiento son muy importantes para mantenerlo lejos del polvo, el aire y los microorganismos.

Para averiguar si en los hidrolatos pueden crecer microorganismos que pudieran contaminarlos, se tomaron unas muestras de hidrolatos almacenados en bidones y se realizó un estudio .

El resultado fue que se encontraron muchas bacterias y mohos, sin embargo los hidrolatos estaban bien en su aroma, aspecto y propiedades.

Los hidrolatos contienen pequeñas cantidades de polisacáridos, ácido glicólico, glicerina y otras moléculas que pueden ser utilizadas por las bacterias, levaduras y hongos para desarrollarse.

Como los principales componentes del aceite esencial tienen propiedades antimicrobianas, cuanto más concentrado sea el hidrolato, mejor se conservará, por esto los buenos hidrolatos se obtienen con la proporción 1:1 (1kilo de planta para obtener 1 kg de hidrolato).

Los envases deben esterilizarse antes de llenarlos y los hidrolatos suelen microfiltrarse (membrana filtrante con un diámetro de poro entre 1 y 0,2 micras) antes de envasarlos.

Otros factores que pueden alterarlos son la luz, el calor y el oxígeno del aire. Para protegerlos de la luz los envases tienen que ser oscuros (ambar, topacio, negro…) y opacos.

Los bidones con hidrolato se conservan mejor a una temperatura inferior a 15ºC.

Los cosméticos que contienen gran cantidad de hidrolatos (tónicos y geles) no llegan a oxidarse si se distribuyen en envases pequeños y se consumen en unos pocos meses.

Los conservantes más adecuados para los hidrolatos son los alimentarios como benzoato sódico y sorbato potásico al 0,1% de cada. En cosmética añadimos conservantes en todos los cosméticos que contienen agua, así que para conservar los hidrolatos, además de los anteriores podemos añadir los más naturales como el leucidal y el extracto de semillas de pomelo.

Se sabe que un hidrolato está alterado cuando cambia su color, aroma o aparecen sustancias en suspensión.

¿Cómo se reconoce un hidrolato en la etiqueta de un cosmético?

En cosmética un hidrolato se identifica por su INCI (Nomenclatura Internacional de Ingredientes Cosméticos).

El INCI del hidrolato es el nombre de la planta en latín seguido de la palabra hidrosol o flower wáter. Si se añaden otros ingredientes o conservantes debe figurar en la etiqueta.

Por ejemplo, el hidrolato de rosa damascena :

– Con conservante será: INCI Rosa Damascena flower wáter, Dehydroacetic acid, Benzyl alcohol. Los dos últimos son los conservantes.

– Sin conservante será: INCI Rosa Damascena flower wáter.

Un ejemplo:

Tienes más información de aromacosmética en otros artículos del Instituto:

Cristóbal Vidal

Director del Instituto Europeo de Dermocosmética

Si quieres aprender a formular y elaborar tus cosméticos desde cero, seleccionando los mejores ingredientes, matricúlate en el curso de cosmética natural  y consíguelo con nuestra ayuda.

curso cosmetica natural





Si nos escribes los datos requeridos, te llamaremos para informarte:

Nombre (requerido)

¿De donde llamas? (requerido)

Teléfono (requerido)

Email (requerido)

¿Qué curso te interesa?

NOSOTROS TE LLAMAMOS