El médico inglés Dr. Edward Bach (1886-1936) estaba convencido de que la causa de muchas enfermedades podía encontrarse en el estrés emocional y psicológico de un paciente. Observó que las esencias florales pueden influir en el estado de ánimo y ayudar a mantener un buen estado de salud. Definió 38 estados emocionales, les asignó flores y desarrolló el método para preparar y mezclar las esencias.

Los conflictos emocionales no resueltos afectan a tu cuerpo a través de tensiones inconscientes que alteran el sistema nervioso, la circulación de la sangre y el tono de todos los músculos del cuerpo. Estas tensiones emocionales pueden reflejarse en tu piel, “la piel es el espejo del alma”, produciendo líneas de expresión. También pueden desequilibrar el metabolismo cutáneo provocando alteraciones como envejecimiento prematuro, arrugas, piel “irritable”, caída del cabello, eccema y las dermatitis que empeoran con el estrés.

A diferencia de los remedios a base de plantas, que actúan terapéuticamente sobre la fisiología de los órganos corporales, los remedios con esencias florales equilibran las emociones que causan estos síntomas.

Al cambiar de un estado emocional negativo a uno positivo, mejorará tu salud física en general.

Los remedios florales de Bach generalmente se toman por vía oral, pero también pueden aplicarse sobre la piel.

Añadir esencias florales a los cosméticos ayuda a eliminar los síntomas que afectan al cabello y la piel, creando un equilibrio interno que mejora tu salud física y emocional.

La principal ventaja de éstos cosméticos es que se pueden adaptar a tus síntomas particular seleccionando por un lado las flores de Bach mas adecuadas para las emociones y sentimientos a equilibrar. También se pueden añadir los activos cosméticos que necesita tu tipo de piel o de cabello.

FORMULANDO UNA CREMA RESCATE CON FLORES DE BACH

Para elaborar una crema con flores de Bach tendremos que elegir el remedio floral y el tipo de piel. En este caso añadiremos el remedio Rescate y Crab Apple a una crema para piel seca y sensible.

El remedio Rescate de Bach contiene las energías de cinco flores: CherryPlum, Clematis, Impatiens, Rock Rose y Star of Bethlehem.

  • Cherry Plum: para una sensación de calma en tiempos de profunda desesperación.
  • Clematis: por claridad de la mente
  • Impatiens: para calmar la ansiedad y la tensión.
  • Rock Rose: para calmar el pánico o terror paralizante.
  • Estrella de Belén: para ayudar a reponerse del aturdimiento o shock.

Añadiremos también Crab Apple para una limpieza del nivel físico y emocional. Ayudar a las personas que sienten que hay algo impuro en ellas, o que les desagrada algún aspecto de su apariencia o personalidad.

Estas esencias florales además de ayudar a recuperarse de estas emociones, tiene una acción beneficiosa en la piel en cicatrices recientes, llagas, hematomas, picaduras de insectos y otros síntomas inflamatorios de la piel.

Para una piel seca y sensible elegiremos ingredientes hidratantes y antiinflamatorios.

Humectantes: glicerina y lactato sódico.

Hidratantes: manteca de karite, aceite de sésamo, aceite de macadamia.

Antiinflamatorios: alantoína y alfa bisabolol.

También añadiremos alguna vitamina regeneradora y antioxidante como vitamina E acetato y, en lugar de agua, un hidrolato de rosa y zumo de aloe.

Para formar la emulsión utilizaremos un emulgente suave como Lamecreme.

Para evitar que se contamine y asegurar su conservación añadiremos un conservante alimentario formado por una mezcla de benzoato sódico y sorbato potásico.

 

La fórmula definitiva es:

Crema rescate de flores de Bach para piel seca e irritada

VASO INGREDIENTE %
A Lamecreme 5
  Manteca de karite 5
  Aceite de sésamo 15
  Aceite de macademia 15
 
B Hidrolato de rosa 33.7
  Zumo de aloe 15
  Lactato sódico 2
  Alantoína 0,5
  Benzoato sódico 0,3
  Sorbato potásico 0,3
 
C Glicerina 4
  Goma xantán 0,2
 
D Vitamina E acetato 3
  Alfa bisabolol 1
  Crab Apple 7 gotas
   Remedio Rescate de Bach 7 gotas

 

Elaboración:

  1. Mezclar los ingredientes de A y B en cada vaso y ponerlos a calentar al baño María hasta que fundan los componentes de A.
  2. Mezclar la glicerina y la goma xantana.
  3. Añadir B sobre C agitando para que forme un gel ligero.
  4. Añadir esta mezcla al vaso A agitando.
  5. Cuando la temperatura esté cerca de los 40 ºC añadir los ingredientes de E en el orden escrito, agitando después de cada uno.
  6. Ajustar el pH a 5,5.
  7. Batir hasta que enfríe.

Es una crema facial de uso diario para pieles secas, sensibles y estresadas.

 

Cristóbal Vidal, profesor y director del Instituto Europeo de Dermocosmética.


 

Si quieres aprender a elaborar cosméticos naturales desde cero, en nuestro curso de cosmética natural te enseñaremos cómo conseguirlo.

Curso de Cosmética Natural Online

 

 






Si nos escribes los datos requeridos, te llamaremos para informarte:

Nombre (requerido)

¿De donde llamas? (requerido)

Teléfono (requerido)

Email (requerido)

¿Qué curso te interesa?

NOSOTROS TE LLAMAMOS