La aromaterapia es una ciencia y una técnica moderna en expansión dentro de la medicina natural y la cosmética natural porque tiene unas bases científicas muy sólidas sobre las que se ha desarrollado un método de trabajo que consigue excelentes resultados.

Los aromaterapeutas estudiamos la utilización de los aceites esenciales de las plantas aromáticas en medicina y cosmética. Una de las características más importantes de las esencias naturales es su capacidad de penetración. Se absorben fácilmente por la piel sin necesidad de transportadores (liposomas), se difunden rápidamente en los tejidos subcutáneos adyacentes y pasan a la circulación sanguínea que los distribuye por todo el organismo. Es por esto que al administrar los aceites esenciales sobre la piel observaremos unos efectos curativos a nivel local, en la zona de aplicación, y otros a nivel general sobre todo el organismo. Así, por ejemplo, el aceite esencial de manzanilla es un excelente antiinflamatorio, cicatrizante, antialérgico y descongestivo que se utiliza con éxito en las dermatosis, heridas infectadas, úlceras y eccemas; pero una vez absorbido por la piel y distribuido por todo el organismo manifiesta sus propiedades hormonales y antiespasmódicas eficaces en los desarreglos menstruales como las amenorreas y las dismenorreas.

Técnicas de masaje natural.Si comparamos la forma de actuar de los aceites esenciales con los efectos de las manipulaciones del masaje nos sorprenderá la similitud que existe entre ambos. En el masaje también observamos unos efectos locales en la zona de aplicación (estimulación  de la circulación sanguínea, analgesia, drenaje) y unos efectos generales tonificantes o neurosedantes.

En la práctica de la aromaterapia combinamos las propiedades terapéuticas de los aceites esenciales con las técnicas de masaje de tal manera que se suman y potencian los efectos curativos de ambos consiguiendo unos resultados espectaculares. Algunos ejemplos pueden ilustrar la manera de combinar los aceites esenciales y el masaje en el tratamiento de unos síntomas concretos:

En el caso de la celulitis interesa, entre otras cosas, mejorar la circulación y drenar la zona. En un primer momento del tratamiento los amasamientos serán vigorosos y superficiales para aumentar la circulación de la zona, relajar la musculatura y movilizar la grasa. Utilizaríamos la esencia de cedro que es lipolítica y linfotónica, la de ciprés que es descongestionante venosa y linfática, la esencia de limón que tiene propiedades vitamínicas P (acción sobre la microcirculación disminuyendo su permeabilidad y aumentando su resistencia) y también es lipolítica. A continuación drenaríamos la zona mediante el masaje de drenaje linfático manual. Los resultados están garantizados.

Otro caso frecuente es el dolor muscular debido a la fatiga acumulada por el trabajo, el deporte o los malos hábitos posturales. La técnica de masaje que habitualmente se utiliza son los amasamientos de mediana profundidad sobre toda la zona. En este caso se busca relajar la musculatura rompiendo su rigidez, aumentar la temperatura local y mejorar la circulación sanguínea para limpiar la zona de toxinas acumuladas; todo esto dará como resultado una disminución del dolor y mejorará la movilidad. Los aceites esenciales indicados en estos casos son el de romero, que es vasodilatador y aumenta la temperatura local; el de gaultheria, que es un excelente antiinflamatorio; el de laurel, que calma el dolor y el tomillo, que equilibra el sistema nervioso y estimula la circulación.

La utilización de aceites esenciales en los dolores musculares, junto al masaje y la aplicación de calor externo (infrarrojos, cataplasmas, manta eléctrica, etc) tiene muy buenos resultados ya que después de la sesión de masaje los aceites esenciales absorbidos a través de la piel continúan haciendo un efecto terapéutico durante todo el día.

Con toda seguridad el estrés acumulado es la causa de la mayoría de enfermedades de nuestra sociedad. El masaje de aromaterapia es una de las técnicas más agradables y eficaces para devolver a la persona la calma y descanso perdidos en el frenético ritmo de vida de las ciudades. En este caso el masaje neurosedante es el más indicado. Los pases suaves y las movilizaciones pasivas terminan con la crispación superficial y aflojan la tensión en las articulaciones. Las fragancias de las flores de azahar, lavanda, manzanilla y melisa calman la mente inquieta y facilitan un estado de relajación y expansión que se transmite también al cuerpo. La persona abandona las tensiones y recupera durante la sesión un estado natural de tranquilidad que le revitaliza y reconforta.

Es muy importante para los aromaterapeutas conocer a fondo cada una de las esencias que utilizamos. Estudiamos su naturaleza y pureza, sus propiedades medicinales y cosméticas y la forma de aplicarlas. Debido a la variedad de manipulaciones de masaje y la gran diversidad de tratamientos que hay que afrontar es conveniente conocer la forma de elaborar diferentes preparados para masaje y cosmética.

Así, por ejemplo, en el caso de los dolores musculares preparamos ungüentos y pomadas que facilitan adherencia de la mano durante el masaje, también permite la aplicación de compresas y mejora la acción de los infrarrojos. Por supuesto conocemos la preparación de aceites corporales y de masaje, así como la elaboración de cremas, leches y lociones a partir de productos naturales. Esto es importante porque en aromaterapia hay que personalizar los tratamientos al máximo y conocer las características particulares de cada caso. Para evitar tener que realizar grandes compras de diferentes productos y diferentes marcas, los aromaterapeutas disponemos de un kit de laboratorio que nos permite realizar los productos específicos con un gasto mínimo y máxima eficacia.






Si nos escribes los datos requeridos, te llamaremos para informarte:

Nombre (requerido)

¿De donde llamas? (requerido)

Teléfono (requerido)

Email (requerido)

¿Qué curso te interesa?

NOSOTROS TE LLAMAMOS