Crema hidratante natural para piel sensible y reactiva

Al formular una crema hidratante natural solemos seguir un protocolo para asegurarnos que las cosas importantes las tenemos en cuenta.

El primer paso es conocer para que tipo de piel la vamos a elaborar. También  imaginaremos la textura y la sensación al aplicarla. El siguiente paso es seleccionar los ingredientes mas adecuados para cuidar la piel y conseguir la textura deseada.

Finalmente decidiremos la forma de elaborarla y el envase mas apropiado.

Así que empezamos por el principio.

 

Que es una piel sensible y reactiva?crema hidratante natural piel sensible

Esta piel tiene un nivel de tolerancia inferior al de una piel normal, es decir, reacciona frente a estímulos a los que una piel normal no reacciona. Sufre sensaciones de incomodidad como calor, tirantez, enrojecimiento o picor, y es frágil, clara y propensa a rojeces y/o patologías como el acné, la dermatitis atópica y la rosácea.

 

Porqué reacciona la piel de forma exagerada?

Si comparamos una piel normal con una piel sensible observamos que el efecto barrera está deteriorado. La capa de lípidos que cubren y protegen la piel ha disminuido y también ha cambiado su composición. Suelen faltar ácidos grasos esenciales y humectantes. Hay alteración de algunas proteínas y la piel suele ser mas fina.

Estos cambios originan la pérdida de la función barrera, que disminuye la resistencia a la penetración de microorganismos o sustancias externas. Puede perder elasticidad y originar pequeñas fisuras y descamaciones que facilitan la penetración de sustancias agresivas e irritantes, lo que  aumenta la posibilidad de reacciones alérgicas.

Debido a estos cambios, las terminaciones nerviosas responsables de la sensibilidad se irritan y producen el picor y calor.

 

crema hidratante natural piel sensibleCual es la causa de la piel sensible y reactiva?

Como siempre, existen factores hereditarios que predisponen a que la piel se altere de esta manera, especialmente cuando los factores internos y ambientales facilitan su aparición.

Las personas predispuestas a una piel sensible, los cambios hormonales, el nerviosismo y el estrés aumenta la sensibilidad “a flor de piel” que altera la microcirculación y el sistema defensivo de la piel. La piel reacciona de forma exagerada a las sustancias ambientales como la contaminación, cambios de temperatura, el sol y algunos ingredientes de los cosméticos.

 

Lo que tiene que evitar una piel sensible

Lo primero que has de eliminar de todas las fórmulas para este tipo de piel son los tensioactivos iónicos, los aceites esenciales, los perfumes y todas aquellas sustancias que sean vasodilatadoras, como los extractos de plantas que se usan como especias picantes (pimienta, mostaza, jengibre, canela, clavo…).

Evita poner en tus fórmulas los siguientes ingredientes que pueden ser irritantes para una piel sensible:

  • El ácido benzoico, los alfa hidroxiácidos (exfoliantes químicos) y la urea.
  • Acido ascórbico (vitamina C).
  • Ingredientes que contengan ácido cinámico (algunos aceites esenciales como clavo, canela, tomillo, menta).
  • Tensioactivos catiónicos como BTMS, tego amid s18, cloruro de cetrimonio y tensioactivos aniónicos.

 

Lo que necesita la piel sensible

crema hidratante piel sensible

  • Aceites protectores y calmantes

La piel sensible agradecerá los ingredientes emolientes poco grasos como los aceites y mantecas. Especialmente los que contienen grandes cantidades de ácidos grasos poliinsaturados, que tienen propiedades antiinflamatorias. Su función es mantener la piel suave e hidratada y reducir el picor.

Los aceites de albaricoque, calabaza, arándano, frambuesa, arroz, germen de trigo, cacahuete, cáñamo, babasú, girasol, jojoba, macadamia, mora, oliva, onagra, rosa mosqueta, sésamo y soja aportan ácidos grasos poliinsaturados como el linoleico y linolenico que tienen propiedades antiinflamatorias y la capacidad de restaurar los lípidos cutáneos.

También son ricos en sustancias que revitalizan y  estimulan el metabolismo celular como los fitosteroles y las vitaminas A, D y E que mejoran el tejido conjuntivo de la piel aportándole suavidad y elasticidad.

 

  • Humectantes que calman el picor

También activos humectantes suaves como ácido hialurónico y glicerina.

 

  • Plantas calmantes y antiinflamatorias

Algunas plantas antiinflamatorias también pueden ayudar como tila, malva, manzanilla, caléndula, llantén. Protectores solares como óxido de zinc y dióxido de titanio.

 

  • Extractos de plantas antiinflamatorias:

Aloe, azahar, bardana, caléndula, consuelda, diente de león, centella asiática, lino, llantén, malva, manzanilla, olivo, tila, zanahoria.

 

  • Activos hidratantes y antiinflamatorios

Alfa bisabolol, pantenol, escualano, alantoina, fucocert, biotina, baba caracol, betaglucanos, polvo de perlas, ocalina PF, elastina marina, vitamina E.

 

Como se hace una crema hidratante natural para la piel sensible y reactiva?

Ya conocemos la piel sensible, lo que hay que evitar y los ingredientes que pueden ayudar a protegerla e hidratarla.

Las emulsiones tienen la ventaja de incorporar en el mismo producto aceites e ingredientes solubles en agua. Así que la crema es una buena idea para cuidar la piel sensible.

El emulgente que mezclará las dos fases debe ser suave para la piel y sin alérgenos. En este caso utilizaremos el Olivem 1000.

El Olivem 1000 (Cetearyl Olivate, Sorbitan Olivate) es un emulsionante no iónico que se obtiene a partir del aceite de oliva. Se ha comprobado que es seguro e hipoalergénico. Se puede mezclar con la mayoría de ingredientes sin alterarse y se extiende muy bien sin dejar efecto de “enjabonado” blanco sobre la piel. Suele utilizarse a un 25% de la fase oleosa para tener cremas O/W cremosas y estables.

Podemos hacer muchas combinaciones entre los distintos ingredientes aconsejados, pero siempre tendremos que adaptarnos a los que podemos conseguir de los distribuidores y entre los que tenemos para esta ocasión en el laboratorio.

FASE INGREDIENTE DOSIS % FUNCIÓN
A Hidrolato de azahar 44,4 Antiinflamatorio, calmante
Zumo de aloe 10 Antiinflamatorio, calmante
Infusión de tila 5 Hidratante, calmante
Acido hialurónico 0,1 Humectante, calmante, regenerador
Glicerina 4 Humectante
B Aceite de cáñamo 10

Antioxidante, antiinflamatorio

emoliente, hidratante

Aceite de germen de trigo 5

Emoliente, hidratante, regenerador,

antiinflamatorio, calmante

Aceite de caléndula 5 Emoliente, antiinflamatorio, calmante
Escualano 5 Emoliente, hidratante, suavizante
Alfa bisabolol 0,5 regenerantes, anti-inflamatorios, bacteriostáticas, calmantes
Olivem 1000 5 Emulgente
C Vitamina E acetato 1 Hidrante, regenerador
Pantenol 1 Hidrante, regenerador
Leucidal 4 Conservante

Echa un vistazo a la sección fichas técnicas para conocer mejor los ingredientes de la receta

 

Pasos de elaboración para la crema hidratante natural

  1. Al baño maría. Dos vasos.
  2. Añadir los ingredientes correspondientes en A y B. Calentar al baño maría hasta que funda el olivem.
  3. Añadir A sobre B agitando. Agitar ocasionalmente hasta que la temperatura alcance los 45ºC.Añadir la mezcla C. Finalmente añadir los ingredientes de D uno tras otro.
  4. Ajustar el pH a 5,5. Envasar.

 

Cristóbal Vidal
Director del Instituto Europeo de Dermocosmética.

 

Aquí te dejamos el vídeo de la receta

 


 

Síguenos en nuestro Facebook para estar al día de las actividades del Instituto Europeo de Dermocosmética. También puedes suscribirte a nuestra newsletter para recibir noticias sobre cursos, artículos y noticias relacionadas con el mundo de la cosmética natural.

Si quieres aprender a formular y elaborar tus cosméticos desde cero, seleccionando los mejores ingredientes, matricúlate en el curso de cosmética natural y consíguelo con nuestra ayuda.

Curso de Cosmética Natural Online






Si nos escribes los datos requeridos, te llamaremos para informarte:

Nombre (requerido)

¿De donde llamas? (requerido)

Teléfono (requerido)

Email (requerido)

¿Qué curso te interesa?

NOSOTROS TE LLAMAMOS